QUE LE DEN POR CULO A LOS BOMBEROS!!!!!

Con esta frase se despachaba el Consejero de Presidencia, en una falta de respeto hacia los ciudadanos y hacia los funcionarios públicos, de los que el era el responsable.

Anuncios