Privatización de la formación, ¿quién se va a llenar los bolsillos?

¿Quién se quiere quedar con este trozo de pastel? La privatización de la formación de bomberos es un nuevo bocado de la administración a los servicios públicos. Lejos de querer ahorrar, está claro lo que la administración se propone: acabar con los servicios públicos y de paso que alguno que otro se pueda llenar los bolsillos a dos manos. Desde CCOO nos negamos a la Formación privatizada.

Anuncios