REACCIONA

A los bomberos desde el corazón
Muchas veces creemos en el destino,
rezamos o esperamos que las cosas pasen.
Y nos olvidamos de lo más importante,
creer en nosotros mismos.
Nos conformamos en vez de arriesgarnos,
sin pensar que cada día que pasa, nunca volverá.
Nada está escrito.
Nada está hecho.
Nada es imposible.
Ni siquiera lo imposible.
Todo depende de nuestra voluntad.
De esa fuerza que nos sale de adentro.
De decir “sí, puedo” a cada desafío.
Tenemos el poder cuando estamos decididos,
cuando estamos convencidos,
cuando de verdad queremos algo,
entonces y solo entonces,
no hay obstáculo capaz de interponerse.
Bomberos… nosotros podemos llegar más lejos,
podemos hacer lo que nos propongamos… solo hay
que dejar de “hablar” y empezar a “hacer”

“HAZ LO QUE SEA PERO HAZ ALGO”

Anuncios