HASTA NUNCA, GALLARDON

Hay días en los que el sol brilla cSin títuloon más fuerza, incluso aunque en la calle diluvie. Desde la sección sindical de CC.OO. en bomberos, no podemos dejar de congratularnos por la dimisión del ministro de justicia. Esta es, sin ninguna duda, una buena noticia no sólo para las mujeres españolas, sino para todos los habitantes del Estado.

Corría el año dos mil cuando siendo presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón en su afán represor y revanchista, ordenó segregar el SERCAM del Cuerpo de Bomberos. Detrás de sus infumables justificaciones por esta decisión se escondía la verdadera razón de ello. No podía soportar que un colectivo como el nuestro se rebelara contra sus políticas de destrucción de los Servicios Públicos. El Servicio Integral que ofrecíamos al tener competencias sanitarias, unido a nuestra capacidad de movilización y lucha, nos hacía un enemigo poderoso. Y una vez más primó sus intereses políticos por encima del Servicio a la ciudadanía, destruyendo un proyecto que nos había llevado a la vanguardia en la emergencia en este país. 

Después le tuvieron que sufrir los compañeros del Ayuntamiento de Madrid. Allí también cargó contra los bomberos y se volvió a encontrar con un colectivo reivindicativo y firme en sus convicciones. 

Siguió su carrera política y tuvo que conformarse con el Ministerio de Justicia al no conseguir el respaldo necesario para sus pretensiones como presidente del Gobierno. Hoy ha presentado su dimisión y ha manifestado su intención de abandonar la vida política. Nos cuesta creer esto último de alguien que ha hecho de la ambición una forma de vida. El tiempo dirá si no ha vuelto a mentir. Desde CC.OO. sólo podemos decir una cosa: HASTA NUNCA, GALLARDÓN. 

LA DIMISIÓN ES LA ÚNICA SALIDA DIGNA PARA LOS MALOS GOBERNANTES.

INVITAMOS A LOS GESTORES POLÍTICOS DE NUESTRO SERVICIO A LA REFLEXIÓN.

Anuncios