La vida resuelta

Las palabras del consejero de sanidad, Javier Rodríguez, durante el día de ayer son un nuevo insulto a la sociedad. Y tristemente es habitual los descalificativos del gobierno del PP hacia la sociedad, hacia los ciudadanos, hacia los trabajadores o los parados.

Al “que se jodan” los parados de Andrea Fabra, el “parasitismo” de Mónica Oriol, “los mentirosos” de los agentes de movilidad de Esperanza Aguirre y un largo etc, ahora se une al carro de las descalificaciones, “para explicar cómo quitarse o ponerse un traje, no hace falta un máster”. 

Está clarísimo que para lo que no hace falta ningún máster desgraciadamente es para ser consejero en este país.

Puedes leer el comunicado pinchando en “la vida resuelta”.

Anuncios